Tarde o temprano todo llega. Es una frase que acompaña muchos de mis parlamentos y que nunca me cansaré de repetir. Cuando las cosas no vienen tal como esperábamos. Cuando experimentamos situaciones que creemos “injustas” (como si la justicia existiera …). Cuando la vida nos sorprende y tenemos que tomar nuevos caminos. Tarde o temprano todo llega.
Todo llega, y también, cada uno tiene lo que supo construir (que no es lo mismo que decir “lo que se merece”). Tenemos lo que bien o mal pudimos construir con los recursos que dispusimos en determinada situación. La sentencia es fuerte, y probablemente muchos de ustedes no estén de acuerdo. Sin embargo, creo que cada uno transcurre por la vida de ese modo. Y verlo de esta manera implica un “hacernos cargo” de lo que decimos o dejamos de decir, de lo que hacemos o dejamos de hacer.
Como en otras momentos en los que la vida (o la “real realidad”, como decía Gasalla) nos llama a la reflexión, la Navidad me encuentra pensando en estas frases, y ello porque junto a Clara (@clarinete) acabamos de entregar nuestra tesina de grado, titulada “Oralidad y escritura. Nuevas y viejas formas de comunicar en Facebook”.
Se trata de un trabajo de investigación y análisis, pero fundamentalmente reflexivo, que nos mantuvo bien ocupadas los últimos meses, y sobre el que nos explayaremos en futuros posts. Pero no quería dejar pasar un día más sin darles las GRACIAS.
Porque “tarde o temprano todo llega”, y eso depende de un ecosistema de fuerzas, personas, voluntades, humores y energías que nunca están solamente bajo nuestra órbita. Y porque “cada uno tiene lo que supo construir” y ello tiene mucho (¡muchísimo!) que ver con quienes estuvieron presentes durante el año y monedas que nos llevó concretar este proyecto, pero fundamentalmente con aquellos que nos acompañaron de diversas formas en el camino que condujo a este magnífico cierre de nuestra carrera de Licenciatura.
Por ello, les damos nuestro más profundo agradecimiento:
A Alejandro. Porque decidió acompañarnos en este proyecto, porque confió en nosotras y porque con su mirada aguda, sincera, y brillante, nos guió para que la tesina se cocinara en su punto justo.
A Helo, Iván y Caro , sin duda merecedores de un agradecimiento especial por haber confiado en nosotras y seguir paso a paso nuestro proceso de producción para que llegáramos a buen puerto.
A todo el colectivo de la cátedra de Datos, que nos permitió vivir experiencias intelectuales, pedagógicas, de producción y colaboración conjunta, que acompañaron nuestro crecimiento profesional, intelectual y humano en estos últimos 6 años. Sencillamente no seríamos quienes somos si no hubiéramos tenido la oportunidad de participar en la construcción de este espacio devenido semillero de producciones y experiencias académicas y culturales, pero fundamentalmente de personas que aman lo que hacen y lo hacen con gran compromiso.
A GoogleDocs, fabulosa herramienta que nos permitió realizar este trabajo “de a dos”.
A nuestros “followers” twitteros y “amigos” de Facebook. Por alentarnos a seguir desde estos espacios con sus comentarios, sus “me gusta”, sus “replays” y sus mensajes de aliento. Por bancarse cientos de tweets bajo los hashtags que dieron identidad virtual a este proyecto: #tesistime, #dakartesistime, #tesiscountdown, y más…
A la facultad, pública y gratuita. Porque sencillamente no estaríamos presentando la tesina de grado.
Hasta aquí los agradecimientos conjuntos con @clarinete. Pero ustedes saben que esta twittera es una chica muy sociable, que le gusta rodearse de amigos, dar y darse, y eso trae, tarde o temprano (jiji!) sus frutos. Por ello van estos AGRADECIMIENTOS ESPECIALÍSIMOS: 
A “la vieja”, Mabel, porque sin su amor, su esfuerzo y su apoyo absolutamente incondicionales no habría llegado hasta aquí.
A mi hermana, “la Guille”, eterna compañera de la vida. Por su apoyo incondicional, porque me “soporta” siempre, siempre, en las buenas y en las malas, y fundamentalmente porque con su mirada aguda y sensible me ayuda a crecer.
A mis amigos. Especialmente a Vano, Vanis, Caro, Jorge y Alvaro. Porque los quiero, porque comparten la vida conmigo, porque me acompañan de una u otra forma con su escucha atenta, sus palabras y su mirada.
A Momi, Flor e Inés. Por confiar en mí, porque crezco con ellas cada día, y porque su apoyo sin condiciones fue fundamental para que esta tesina llegara a buen puerto.
Al Tero, “la Mamata”, y “la Pupi”. Porque me acompañaron durante gran parte de este largo trayecto que ha sido la carrera de licenciatura.
A Sara y Eduardo, mis “techistas”.
A Clara. Porque sin su empuje, su voluntad inquebrantable, su inteligencia y su maravillosa sonrisa, no hubiéramos llegado hasta aquí.
Ni más, ni menos. ¡GRACIAS a todos! Felicidades, abrazos virtuales y de los otros, y un chin, chin que dure lo que tenga que durar :P
Nos vemos en el próximo post …
¿Quieren avances?
Vean éste y éste  post de nuestro queridísimo tutor, Alejandro Piscitelli.

Tarde o temprano todo llega. Es una frase que acompaña muchos de mis parlamentos y que nunca me cansaré de repetir. Cuando las cosas no vienen tal como esperábamos. Cuando experimentamos situaciones que creemos “injustas” (como si la justicia existiera …). Cuando la vida nos sorprende y tenemos que tomar nuevos caminos. Tarde o temprano todo llega.

Todo llega, y también, cada uno tiene lo que supo construir (que no es lo mismo que decir “lo que se merece”). Tenemos lo que bien o mal pudimos construir con los recursos que dispusimos en determinada situación. La sentencia es fuerte, y probablemente muchos de ustedes no estén de acuerdo. Sin embargo, creo que cada uno transcurre por la vida de ese modo. Y verlo de esta manera implica un “hacernos cargo” de lo que decimos o dejamos de decir, de lo que hacemos o dejamos de hacer.

Como en otras momentos en los que la vida (o la “real realidad”, como decía Gasalla) nos llama a la reflexión, la Navidad me encuentra pensando en estas frases, y ello porque junto a Clara (@clarinete) acabamos de entregar nuestra tesina de grado, titulada “Oralidad y escritura. Nuevas y viejas formas de comunicar en Facebook”.

Se trata de un trabajo de investigación y análisis, pero fundamentalmente reflexivo, que nos mantuvo bien ocupadas los últimos meses, y sobre el que nos explayaremos en futuros posts. Pero no quería dejar pasar un día más sin darles las GRACIAS.

Porque “tarde o temprano todo llega”, y eso depende de un ecosistema de fuerzas, personas, voluntades, humores y energías que nunca están solamente bajo nuestra órbita. Y porque “cada uno tiene lo que supo construir” y ello tiene mucho (¡muchísimo!) que ver con quienes estuvieron presentes durante el año y monedas que nos llevó concretar este proyecto, pero fundamentalmente con aquellos que nos acompañaron de diversas formas en el camino que condujo a este magnífico cierre de nuestra carrera de Licenciatura.

Por ello, les damos nuestro más profundo agradecimiento:

Alejandro. Porque decidió acompañarnos en este proyecto, porque confió en nosotras y porque con su mirada aguda, sincera, y brillante, nos guió para que la tesina se cocinara en su punto justo.

HeloIván Caro , sin duda merecedores de un agradecimiento especial por haber confiado en nosotras y seguir paso a paso nuestro proceso de producción para que llegáramos a buen puerto.

A todo el colectivo de la cátedra de Datos, que nos permitió vivir experiencias intelectuales, pedagógicas, de producción y colaboración conjunta, que acompañaron nuestro crecimiento profesional, intelectual y humano en estos últimos 6 años. Sencillamente no seríamos quienes somos si no hubiéramos tenido la oportunidad de participar en la construcción de este espacio devenido semillero de producciones y experiencias académicas y culturales, pero fundamentalmente de personas que aman lo que hacen y lo hacen con gran compromiso.

A GoogleDocs, fabulosa herramienta que nos permitió realizar este trabajo “de a dos”.

A nuestros “followers” twitteros y “amigos” de Facebook. Por alentarnos a seguir desde estos espacios con sus comentarios, sus “me gusta”, sus “replays” y sus mensajes de aliento. Por bancarse cientos de tweets bajo los hashtags que dieron identidad virtual a este proyecto: #tesistime, #dakartesistime, #tesiscountdown, y más…

A la facultad, pública y gratuita. Porque sencillamente no estaríamos presentando la tesina de grado.

Hasta aquí los agradecimientos conjuntos con @clarinete. Pero ustedes saben que esta twittera es una chica muy sociable, que le gusta rodearse de amigos, dar y darse, y eso trae, tarde o temprano (jiji!) sus frutos. Por ello van estos AGRADECIMIENTOS ESPECIALÍSIMOS: 

A “la vieja”, Mabel, porque sin su amor, su esfuerzo y su apoyo absolutamente incondicionales no habría llegado hasta aquí.

A mi hermana, “la Guille”, eterna compañera de la vida. Por su apoyo incondicional, porque me “soporta” siempre, siempre, en las buenas y en las malas, y fundamentalmente porque con su mirada aguda y sensible me ayuda a crecer.

A mis amigos. Especialmente a VanoVanisCaroJorge Alvaro. Porque los quiero, porque comparten la vida conmigo, porque me acompañan de una u otra forma con su escucha atenta, sus palabras y su mirada.

MomiFlor InésPor confiar en mí, porque crezco con ellas cada día, y porque su apoyo sin condiciones fue fundamental para que esta tesina llegara a buen puerto.

Al Tero, “la Mamata”, y “la Pupi”. Porque me acompañaron durante gran parte de este largo trayecto que ha sido la carrera de licenciatura.

A Sara y Eduardo, mis “techistas”.

Clara. Porque sin su empuje, su voluntad inquebrantable, su inteligencia y su maravillosa sonrisa, no hubiéramos llegado hasta aquí.

Ni más, ni menos. ¡GRACIAS a todos! Felicidades, abrazos virtuales y de los otros, y un chin, chin que dure lo que tenga que durar :P

Nos vemos en el próximo post …

¿Quieren avances?

Vean éste y éste  post de nuestro queridísimo tutor, Alejandro Piscitelli.